29.5.08

Extremadura 2

Camino de Badajoz nos detuvimos a visitar el cortijo que arrendó mi otro abuelo, el materno, hasta que en 1948 adquirió otro cortijo junto al pueblo de Granja de Torrehermosa. Como veis, está abandonado desde hace bastante tiempo.



Éste es el abuelo del que os hablo ahora, Marcelino Cordón Sánchez, explotador agrícola además de carpintero y ebanista (él mismo hizo el espejo y la trona de madera que tenemos ahora en casa en el salón) . No llegué a conocerlo, pues murió antes de nacer yo.




Y aquí tenemos a mi abuela materna, Modesta Doblado Durán, a la que sí conocí, aunque murió cuando yo debía de tener tan sólo unos 8 años.




Esta foto muestra a mis abuelos con sus ocho hijos, ya en el otro cortijo.




Por último, y de vuelta al presente (¿de verdad?), aquí estoy yo delante del colegio de los maristas de Badajoz donde cursé de 1º a 4º de la Educación General Básica, de 1972 a 1976.



Extremadura 1

No puedo mostrar fotos de Siruela, el pueblo de mi padre, pero sí del cercano embalse de La Serena, rodeado de encinares:

Mi hermana y yo hicimos todo el viaje de ida por carreteras secundarias, evitando las autovías, parando cuando nos apetecía, para estirar las piernas o disfrutar del paisaje, por ejemplo de esta vista tan típica de Extremadura (así como de Ciudad Real y otras provincias): una dehesa, con las encinas siempre verdes entre el campo de cereal (¿trigo?) y el cielo despejado.


Camino de Badajoz nos encontramos con esta piara de cerdos ibéricos "pata negra" (el de la derecha soy yo).
Para almorzar paramos en Puebla de la Reina, cerca de Almendralejo. En la plaza principal, detrás de la iglesia, se encuentra el Mesón La Jara - Casa Andrés. De primero tomamos un plato llamado cojondongo (del gañán); se trata de un picadillo de tomates, pimientos y cebolla, aliñado con una suerte de gazpacho bien cargado de ajo, muy refrescante y nutritivo:


27.5.08

1 de mayo en Valencia

Algunos de vosotros me habéis preguntado por mi reciente viaje a tierras extremeñas. Como mi hermana todavía no me ha enviado las fotos, aprovecho para mostraros imágenes del puente del 1 y 2 de mayo. Chen y yo fuimos 4 días a Valencia para visitar a Marga y Franco, exmadrileños valencianizantes. Viven cerca de la cienciaficcionera Ciudad de las Artes y de las Ciencias, diseñada casi en su totalidad por Santiago Calatrava, así que una de las vistas de nuestra primera noche fue ésta, tomada con suma precisión y cuidado por Franco:

Al día siguiente Chen y yo nos acercamos (es un decir, porque no pisamos la arena) a la playa de la Malvarrosa (o Malva Rosa):

Otra vista, ésta desde la casa de nuestros amigos, anfitriones y guías. Al fondo, detrás del circuito de Fórmula 1 en construcción y de las grúas y artefactos similares del puerto, el mar Mediterráneo:


Fuimos también a Játiva, y desde allí, para almorzar, al hotel y restaurante Mont Sant:


Arriba, Franco y Marga conmigo; abajo, Marga y Chen. Era la hora de los chupitos: el mío, de fairy (orujo de miel), y el de Franco, de pacharán (menudo copazo).


24.5.08

mis abuelos paternos

Ésta es la única foto que conozco y que, por lo que sabemos mis hermanos y yo, se conserva de mi abuelo paterno, José Camacho Cumplido, probablemente de cuando realizaba el servicio militar. Mi abuela paterna, Francisca Serrano Gabriel, falleció con 28 años de edad, suponemos que en 1937 y de un golpe de calor.
En cuanto a él, José Camacho Cumplido era militante del PSOE (Partido Socialista Obrero Español). Fue fusilado o, más bien, ametrallado, a los 33 años. Junto a él pasaron por las armas a otros 21 vecinos de su pueblo, Siruela, en la provincia de Badajoz (sus nombres figuran en la lápida que aparece en la foto después de estas líneas), el 11 de julio de 1939, más de tres meses tras el final de la guerra civil.
Todos estaban detenidos en la cárcel de Siruela, ubicada donde hoy se encuentra la Casa de Cultura. Algunos consiguieron huir, pero los 22 que permanecieron presos fueron fusilados. De madrugada los montaron en camiones, con las manos en la espalda atadas con alambres. El camión pasó por Sancti-Spíritus y se paró a unos cien metros del cruce de este pueblo; bajaron a los presos y, con una ametralladora, tras dejarlos correr, los mataron a todos, dejando los cuerpos a la intemperie. Al día siguiente un pastor recogió los cuerpos y los enterró en una trinchera próxima.
El 4 de enero de 1979 exhumaron la fosa y enterraron los restos en el cementerio de Siruela. Entre las personas que asistieron al acto de levantamiento de restos estaban varios vecinos del pueblo, entre los que algunos podrían ser familiares nuestros, por los apellidos.


Mi padre y sus tres hermanos (de los cuales él era el mayor, con 10 años) fueron acogidos por la familia de uno de sus dos tíos paternos, mas sólo durante algún tiempo, hasta su admisión en un hogar (es decir, un orfanato) de la Diputación, Los Hogares de Badajoz. Al parecer, sus abuelos tampoco vivían. Durante años evitaron hablarnos tanto a nosotros como a nuestros primos sobre ese periodo de su vida, y ahora es ya demasiado tarde para preguntarles. Así que somos nosotros quienes intentamos aclarar y comprender qué ocurrió. De hecho, acabo de volver de un viaje de cinco días por Extremadura con mi hermana Beatriz, gracias al cual quizás podamos seguir restaurando este mosaico incompleto.

9.5.08

MAD LAB XXI

De jueves a domingo y hasta el día 1 de junio, podéis ver en el Centro de Nuevos Creadores - Sala Mirador (calle Doctor Fourquet nº 31, en el barrio de Lavapiés; tel. 91 539 57 67) la obra de teatro Madrid Laberinto XXI (o Mad Lab XXI), de Metatarso Producciones, en la que actúa Hui-Chi Chiu, una actriz taiwanesa amiga de Chen. Nosotros fuimos a verla el mes pasado y, aunque no sea una obra maestra, sí que os recomendamos que la veáis antes de que la quiten: entretiene, sorprende y hace pensar.